ENCAJES Y BORDADOS

Son muchos los documentos de los siglos XV, XVI y XVII en que aparecen términos que se refieren a trabajos de encajes y bordados.

Fueron muchas las mujeres ilustres que practicaron encaje: Dª Isabel la Católica, Dª Juana I de Castilla, Santa Teresa de Jesus,...

Los encajes de Castilla y León presentan dos vertientes: uno era de tipo culto y erudito que principalmente se realizaban en obradores de Monasterios y damas de la nobleza; los encajes de aguja que abarcan anillados castellanos, frisados de la Escuela de Valladolid, denominados morescas.

Otro encaje muy utilizado en Castilla y León ha sido la blonda, generalmente destinado a la mantilla. A lo largo de la primera mitad del siglo XX, el declive de la producción encajera fue progresivo, fundamentalmente por la aparición del encaje mecánico y el cambio de la indumentaria. Sin embargo se mantuvo en algunas zonas de gran tradición industrial (Camariñas, Almagro, Cataluña) como apoyo a la economía familiar.

Actualmente en Castilla y León la producción de encajes en su mayoría se reduce al auto abastecimiento, vestuario y ajuar personal, siendo el aspecto comercial mínimo.

 

INICIO

Para contactar: encajesiremar@hotmail.com o Tlf: 606-600-253